Cardenal del Vaticano desafía la ley española sobre el aborto

Por Hilary White

ROMA, 05 de agosto 2010 (Notifam) – El responsable de un importante dicasterio del Vaticano, ex arzobispo de Toledo, ha criticado a los legisladores de izquierda y derecha que apoyaron la nueva ley española que permite virtualmente el aborto a petición.

El cardenal Antonio Cañizares Llovera, Prefecto de la Congregación vaticana para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, se refirió a la “dictadura del relativismo” que ha permitido que se sancionara esta ley que, según dijo, destruirá a la democracia.

“Quien niega el derecho a la vida está en contra de la democracia y lleva a la sociedad al desastre”, dijo Cañizares la semana pasada a los asistentes a un curso de verano en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

No puede haber verdadera justicia, dijo, en un país que está “matando a los inocentes”, ya que la justicia requiere la protección de la vida del niño por nacer. En cambio, la ley considera al feto un “algo, no un alguien o un quien”.

El cardenal pidió a los españoles que desafíen la ley que, según dijo, no es posible respetar. Dijo que cuando una ley “legitima” el aborto o la eutanasia, “deja de ser una verdadera ley civil moralmente vinculante”.

“Neguémonos a apoyar cualquier iniciativa que vaya en contra de la vida, no demos nuestro apoyo a las personas, instituciones, obras o medidas que vayan o intenten ir contra la vida, no podemos asociarnos con aquéllos que niegan algo tan fundamental”.

Esto no constituye una desobediencia civil, dijo, sino un esfuerzo para “defender la sociedad” y el “valor inmenso de la vida”. Por otra parte, Cañizares identificó la frivolidad de la sexualidad y la ideología de género como elementos detrás del “desprecio” hacia el no nacido y de la nueva ley que legitima el aborto.

“En lugar de intervenir para defender a los inocentes en peligro, la ley autoriza y contribuye a una sentencia de muerte… Una nación que mata a sus propios hijos es una nación sin futuro”, advirtió.

Dijo que el aborto es un “crimen contra la persona y el bien común”, una “violación” del orden moral y de los derechos humanos. Condenó como “repugnantes” los aplausos brindados a la nueva ley en algunos sectores: “¿Cómo se puede aplaudir una ley que autoriza matar?”

Versión original en inglés en: http://www.lifesitenews.com/ldn/2010/aug/10080501.html