El Parlamento Europeo contra el aborto por sexo: una reflexión

Editorial forumlibertas.com – 23/11/2012

El Parlamento Europeo está contra el aborto por sexo. Es una forma -parcial- de
estar contra él, pero la pregunta es: ¿Por qué es malo solo cuando se practica
sobre un único sexo? La pregunta es necesaria y debe ser respondida,
porque si es malo cuando se practica con las niñas también debería serlo
cuando se hace con los niños. Una posible respuesta es que al hacerse según el
sexo implica una discriminación. En este caso, hay que deducir dos cuestiones que
crean todavía más interrogantes.

Primera, se reconoce así que el aborto es malo porque impide nacer a las niñas.
Pero, ¿si es malo en este sentido deja de serlo cuando no se hace en razón del
sexo?

La otra cuestión es que si se confiere al feto niña una dignidad de ser humano,
único criterio posible si se admite la discriminación, resulta que es el feto, con
independencia de cuál sea su sexo, el que posee esta dignidad y el que debe ser
protegido.

Pero, hay más preguntas: ¿cómo se consigue diferenciar con una ley a plazos
como las que defienden los abortistas que una mujer aborta por razón del sexo del
no nacido o por otras razones? No tiene que alegar ninguna causa, simplemente
expresar solo un deseo, con eso basta.

El Parlamento Europeo, todos aquellos que defienden el aborto pero se
oponen a que sea discriminatorio según el sexo del no nacido, manifiestan
una vez más la brutal contradicción que existe en torno a esta práctica
bárbara. Es tan exagerada que no hay por dónde cogerla. Mejor dicho, sí, se
coja por donde se coja siempre conduce al mismo punto: el aborto es un mal
extraordinario. Por eso está en contra el Parlamento Europeo.