El aborto terminará aboliéndose como se abolió la esclavitud

MARTA SANTÍN - ACEPRENSA

Ángel Pintado es uno de los mayores exponentes del Partido Popular en la defensa de la vida. Ex diputado y ahora senador, preside desde hace un año la Acción Mundial de Parlamentarios por la Vida y la Familia. A pesar de que la corriente por abortista inunda todas las instituciones parlamentarias, él considera que la batalla por la vida tiene las de ganar.

En el año 2002 comprometió su puesto político. Votó en contra de su partido en la reforma de la Ley de Reproducción Asistida junto con Luis Azpiroz (del PP) y Luis Silvia (CiU). En su opinión, con esta la ley “se abría la vía para la instrumentalización de la vida humana”. No solo no se le sancionó por aquella actuación, sino que además, su valentía hizo que muchos parlamentarios comenzaran a reflexionar sobre la vida, el aborto y la dignidad humana. Acaba de participar como invitado en el 30 aniversario de la Federación Provida.

Manifiesta una esperanza insólita y está fuertemente convencido de que la cultura de la vida vencerá a la cultura del derecho al aborto.

– Mi esperanza no es una utopía. Se están produciendo grandes cambios culturales. En España, el gobierno socialista ha provocado un revulsivo en la sociedad. En la defensa de la vida existe, en mi opinión, un paralelismo con lo ocurrido con la esclavitud. Tuvieron que pasar varios siglos hasta que la abolieron. En el contexto de aquella época, no se tenía conciencia de que se estuviera haciendo algo mal, se veía la esclavitud como una necesidad económica para el progreso. Estoy convencido que llegará un día en que nacerá una declaración en un parlamento nacional o internacional, habrá un punto de ignición en el que se dé por abolido el aborto y yo creo que ese punto de luz ha comenzado. ¿Cuántos años costará? Depende de nuestro trabajo.

Sigue leyendo